Comparaciones del Método Montessori con el Tradicional

Los niños Montessori son usualmente adaptables. Han aprendido a trabajar independientemente o en grupos. Debido a que desde una corta edad se les ha motivado a tomar decisiones estos niños pueden resolver problemas, escoger alternativas apropiadas y manejar bien su tiempo. Ellos han sido incentivados a intercambiar ideas y a discutir sus trabajos libremente con otros. Sus buenas destrezas comunicativas suavizan el camino en ambientes nuevos.

Investigaciones han mostrado que las mejores predicciones del éxito futuro es cuando se tiene un sentido positivo de la autoestima. El programa Montessori basado en la propia dirección, actividades no competitivas, ayuda al niño al desarrollo de la propia imagen y a la confianza para enfrentar retos y cambios con optimismo.

Método Montessori

  • Énfasis en: estructuras cognoscitivas y desarrollo social.
  • La maestra desempeña un papel sin obstáculos en la actividad del salón.
  • El alumno es un participante activo en el proceso enseñanza aprendizaje.
  • El ambiente y el método Montessori alientan la autodisciplina interna.
  • La enseñanza individualizada y en grupo se adapta a cada estilo de aprendizaje según el alumno.
  • Grupos con distintas edades
  • Los niños son motivados a enseñar, colaborar y ayudarse mutuamente.
  • El niño escoge su propio trabajo de acuerdo a su interés y habilidad.
  • El niño formula sus propios conceptos del material autodidacta.
  • El niño trabaja por el tiempo que quiera en los proyectos o materiales escogidos.
  • El niño marca su propio paso o velocidad para aprender y hacer de él la información adquirida.
  • El niño descubre sus propios errores a través de la retroalimentación del material.
  • El aprendizaje es reforzado internamente a través de la repetición de una actividad e internamente el niño recibe el sentimiento del éxito.
  • Material multi sensorial para la exploración física.
  • Programa organizado para aprendizaje del cuidado propio y del ambiente (limpiar zapatos, fregar, etc.).
  • El niño puede trabajar donde se sienta confortable, donde se mueva libremente y hable de secreto sin molestar a los compañeros.
  • Organizar el programa para los padres entender la filosofía Montessori y participar en el proceso de aprendizaje.

 

Método tradicional

  • Énfasis en: conocimiento memorizado y desarrollo social
  • La maestra desempeña un papel dominante y activo en la actividad del salón.
  • El alumno es un participante pasivo en el proceso enseñanza aprendizaje.
  • La maestra actúa con una fuerza principal de la disciplina externa
  • La enseñanza en grupo es de acuerdo al estilo de enseñanza para adultos.
  • Grupos de la misma edad.
  • La enseñanza la hace la maestra y la colaboración no se le motiva.
  • La estructura curricular para el niño esta hecha con poco enfoque hacia el interés del niño.
  • El niño es guiado hacia los conceptos por la maestra.
  • Al niño se le da un tiempo especifico, limitando su trabajo.
  • El paso de la instrucción es usualmente fijado por la norma del grupo o por la profesora.
  • Si el trabajo es corregido, los errores son usualmente señalados por la profesora.
  • El aprendizaje es reforzado externamente por el aprendizaje de memoria, repetición y recompensa o el desaliento.
  • Pocos materiales para el desarrollo sensorial y la concreta manipulación.
  • Menos énfasis sobre las instrucciones del cuidado propio y el mantenimiento del aula.
  • Al niño usualmente se le asignan sus propias sillas estimulando el que se sienten quietos y oigan, durante las sesiones en grupos.
  • Los padres voluntarios se envuelven solamente para recaudar dinero o fondos . No participan los padres en el entendimiento del proceso de aprendizaje.

Editado por “American Montessori Society” y Traducido por la Dra. Marina Grau

Fuente: http://www.educar.org/articulos/metodomontessori.asp 

Si te gusta este artículo compártelo con todos tus amigos:

 

¿Quieres obtener mayor información?

Envianos un mensaje y nos pondremos en contacto contigo